miércoles, 21 de enero de 2009

Una mano amiga

Hola amigos, hoy 21 de enero de 2009, he despertado de un coma musical gracias a una mano amiga. Casi tres meses durmiendo, y hoy de nuevo me levanto y alzo la mirada para ver que ha sido del mundo. Pero no es momento de hablar de mi sino de alguien aún más importante.
Mañana pasaremos a ser dos lo que alimentaremos el blog. Estoy seguro de que mi querido amigo aportará mucho más conocimiento que yo, pues experto en guitarras, admirador de la buena música, y persona singular, será capaz de darle al blog la vida que fui robándole poco a poco. Yo seguiré por aquí por supuesto, mis tonterías tendrán lugar tanto o más que antes y con energías renovadas. Pero lo bueno de todo esto es que ya no estoy solo.

Espero que consigamos que esto se haga grande y pase a la historia innecesaria de la música.

Fdo. Paulus Magister

1 comentario:

lologuit dijo...

bien por el blanco y negro. La serie negra vuelve